Sin palabras 


todos callan
Todo un clásico 
Seguro que alguna vez te has preguntado el "What" y el "Why" [¡ay,ay,ay!] del más famoso texto de ejemplo para tipografías. Bueno, pues en el mismo texto está el "Where"
"Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum."


todos callan
Wikipedia y Diderot 
Ese maravilloso proyecto de literatura fantástica denominado Wikipedia con todas sus variantes incluidas es cien veces más fiable que la mayoría de los medios de comunicación habituales. La ventaja de internet es precisamente y por si alguno no se ha enterado todavía, que se puede partir de la base de que casi todo lo que se cuenta sobre algo es mentira pero, y aquí está la maravilla, permite poner en práctica de manera muy sencilla la hipótesis científicamente demostrada del siguiente enunciado: “se coge antes a un mentiroso que a un cojo”. Tan fácil como unos cuantos golpes de clic. Las falsedades en internet dejan rastro, unas más que otras, cierto, pero para cualquiera que no sea un iluso, cualquier información/afirmación puede ser contrastada al instante con ayuda del "Goglé" y unas cuantas pulsaciones, algo que no se puede hacer [de momento] al quedarse estupefacto oyendo las sandeces que salen por los informativos de las cadenas de televisión. De los periódicos no hablo, no los leo ¿para qué, si no puedo comprobar al instante que la información esté contrastada? No sólo es la prensa, es el hecho de poder echar un vistazo en ambos lados [incluído el oscuro] de cualquier artículo o texto histórico, técnico, etc., de poder ejercer un verdadero escepticismo informado lo que transforma los artículos de la “enciclopedia no ilustrada” en un excelente punto de partida para informarse [o informar] sobre algo. Si Voltaire, D'Alembert o Diderot levantaran la cabeza podrían ver en que ha quedado su otrora indispensable palacio del conocimiento; en un chamizo destartalado plagado de imprecisiones, carne de coleccionista y de ediciones facsímiles. Si Euler espetara hoy a Diderot aquello de "A' más B' elevado al cuadrado, es igual a A' cuadrado más B' cuadrado; más el doble de A' por B', por lo tanto, Dios existe ¿Qué respondéis, señor?" no habría reculado, hubiera podido responder: -¡Un momento caballero, tan sólo unos cuantos clics!

todos callan
El filo del bisturí 
Es normal que en sus inicios las series de televisión den bandazos hasta que alcanzan el tono y los personajes se estabilicen una vez adquirida su autonomía. Esto no ocurre en “Nip & Tuck” bautizada “A golpe de bisturí” en versión patria. Sin embargo, aunque la veleidosa serie sea de una flojedad con ínfulas intentando chupar rueda del estilo que alguna serie de renombre a desparramado con éxito, y subidita de tono con una ñoñería que a los ojos europeos le da incluso un toque surrealista, el ambiente en que está inmersa, el mundo de la cirugía estética, le hace tratar colateralmente temas que le otorgan cierto interés. Eso no suele ocurrir en las series españolas que suelen quedarse en el puro chascarrillo ya sea central, lateral o colateral si es que lo abarca. -Díganos; ¿qué es lo que no le gusta de su cuerpo?- solía ser la frase inicial con la que los cirujanos planteaban el inicio de cada capítulo, una pregunta indirecta al espectador que se responde y soluciona a través del representado paciente en una trama a medio camino entre la intriga, la telenovela de amor y lujo, y el “soft” erótico aunque expícitamente dialogado, otra cosa de las series usonianas, se puede hablar u opinar de todo en crudo y a las bravas siempre que en el terreno de los actos no se vislumbre un pelillo grueso y más rizado de lo que se considera oportuno. Será por aquello de la libertad de expresión. Hablaba de los bandazos. Los productores no ven a que carta quedarse, si al erotismo soft del cirujano salido, a los problemas personales del cirujano modélico, o a las imposibles tramas de intriga latex y crimen de bisturí. Lo colateral es lo único que les queda a los guionistas aunque sólo sea a veces para deleitarnos con crudas aunque sofisticadas reconstrucciones del trabajo en quirófano. El fino pulido de huesos cortados, despellejamientos con saneado muscular, fratasado, enlucido y sellado, puesta en obra de material aislante y, ya que por exigencias del guión no se muestran las partes nobles del edificio corporal pongamos de fondo la omnipresente “lipo” [liposucción] con sus aspiradores y la mecánica actitud con la que los protagonistas afrontan muchos de los diálogos dramáticos ante la atónita mirada de la anestesista lesbiana [no podía faltar ese importante sector del mercado]. Y eso sí, como siempre a horas de programación imposibles sin ausencia de drogas según a dicho alguno. ¿Para cuando una serie de moda sobre neurología? -Díganos; ¿qué es lo que no le gusta de su psique?-. Eso si que sería una serie de amor, lujo, miserias, porno, ciencia e intriga. El perfecto compendio, sin bandazos, del terror.

todos callan
Bestia urbana 


todos callan
Portería 
He solicitado un puesto de portero en el edificio colindante. Las ventajas que ofrecía eran evidentes, un ahorro considerable en vivienda del empleado al poder la comunidad ponerla en alquiler, don de gentes, educada presencia, discreta elegancia y conversación ajustable desde el vil cotilleo a la más fina dialéctica científica, conocimiento detallado del barrio y sus gentes. Incluso he presentado el blog como referencia. Todo ha sido inútil.
-¿Qué busca usted, un vecino en estos menesteres?- me han contestado.
-Nos haría sentir incómodos, inadmisible. Un portero es un portero.
Yo sólo buscaba prosperar. Un sueldo fijo, un convenio regulador, una ocupación descansada, un horario cómodo y bajando las escaleras de mi casa al portal. No ha podido ser. No es que me sienta incómodo con mi palacete, mi bodega repleta de caldos, mis salones, mis obras de arte y mi abundante tecnología. Sólo con mi jardín privado ya me conformo pero es que a ellos los veo todos los días en el barrio y, por un momento y con todos los respetos, pensé que tal vez podría vivir algo mejor.

todos callan
De tapadillo 
En España abundan las páginas inútiles de empresas muy serias que plantan su sitio simplemente por aquello de “estar en internet” ¿Qué es eso de estar en internet? Pues eso, estar, faltaría más. Hay mucho directivo de compañía de seguros y reaseguros para los que tener una web sigue significando ahorrarse la pasta de los folletos y no entienden que los visitantes puedan cambiar su tipografía Times New roman por la comic cartoon otros se enfrascan en interminables discusiones sobre como hacer que en los directorios el presidente “destaque ma non troppo” sobre el director general. Desde mi experiencia la palma se la llevó Telefónica I+D cuando presencié una entrevista de trabajo en un sitio deprimente cuyo objetivo fundamental para los próceres del departamento era diseñar una página web que ganara un premio; por “bonita, y espectacular claro, no porque fuera un prodigio de de claridad en información al usuario, ni facilitara la gestión de recursos o contratos, no. Flash, música y cinemascope a todo trapo, opt-art y decibelios; había que ganar un concurso que para eso servían las páginas web. Pasan los años y, aunque todo ha mejorado, sigo viendo muchas páginas inanes. En algunas incluso olvidan poner la dirección, el teléfono y un e-mail, los tres de un plumazo. Pero la empresa está en la red, aunque el diseñador [siempre hay algún sobrino avispado] también olvide borrar el título de la cabecera del código fuente cuando copia la plantilla de otra empresa que es la que aparece en los bookmarks, da igual. Esa mentalidad sigue presente en las páginas de “empresas” que todos pagamos con “dinero de nadie” y que no aportan nada interesante tal vez porque nada interesante llevan a cabo. Entonces ¿por qué un sitio web? Y es que por muy de tapadillo que sea el negocio al menos algunos tienen la decencia de dar una piedra a cambio y poder echar un vistazo a parte de la información disponible sobre países exóticos, en algunos de los cuales abundan los concursos, los premios y el autobombo de ciertas empresas que están en la web aunque no se sepa muy bien para qué.

todos callan
Los Simpsons 
A pesar de la película y su atufante campaña mediática actual "los Simpsons” son, muy por encima de “los Picapiedra”, la mejor serie de dibujos animados de todos los tiempos. Ninguna otra serie en el largo siglo de historia de la animación ha sido capaz de sintetizar el mundo y sus avatares, incluidos ellos mismos como parte integrante, con tanta extensión e intención. La tranquila impunidad con la que Homer y su familia han desparramado su metalenguaje y actitudes durante veinte años por las televisiones, tiendas, y otros lugares del planeta dan para mucho y es difícil encontrar algún tema, personaje o situación, a excepción del aborto y el sexo explícito [para eso ya está “South Park”] que no haya sido tratado con gamberro sarcasmo en horas de programación infantil [la mayor ironía de la serie]. Ahora, los primeros adultos educados bajo esta disciplina están llegando al tejido social ¡Tú no, iluso! seguro que la primera vez que los viste ya eras un viejo de nueve o diez años perfectamente estructurado y con un fino barniz impermeabilizante. Me refiero a los que se han criado amamantados por las sátiras de estos seres amarillos mucho antes de tener uso de razón, esos en cuyas personalidades anidan soterrados razonamientos en clave satírica de tonos chillones. Están llegando, no sé si para bien o para mal y tampoco sé ni cómo ni por dónde, pero por algún lado habremos de pagar el haber dejado a nuestros hijos esponjosos, absortos y globalizados ante tamaña crítica social. ! Moskis !



todos callan
ObWiiedades 
De entre todos los avances domésticos de principio de siglo las posibilidades implícitas de la Wii constituyen un hito difícil de “obWiiar”. Ya no consulto los informes del tiempo en los canales tradicionales ¿para qué? Con el telemando wiimote puedo conocer las previsiones a cinco días tanto en mi región como en manchuria y ver una pequeña selección de noticias de todo el munto buscándolas en un globo terráqueo que hago girar cómodamente desde mi sillón tras haber noqueado con esfuerzo pero sin traumas al familiar más cercano y haber hecho un par de eagles ante las narices de Tiger Woods. Navegar por internet tumbado en el sofá, si se eligen los sitios apropiados, es una experiencia que en nada tiene que envidiar a ninguno de los documentales de sobremesa y cabezada que se puedan sintonizar. Soy materia fina y grix, ergo no hablaré del porno que para eso está el control parental que se activa y desactiva a gusto del usuario, aunque sí de compartir fotos en el salón con amigos o familiares distantes sin tener que ponderar su grado de "analfabetismo funcional" en cuestiones informáticas. Y eso que todavía está en pañales; mucho queda por andar y depurar. El gigante del “home-entertaintment" multinacional de ojos rasgados no esperaba tanto éxito con su juguete aunque sus empleados desarrolladores sí, a tenor de las posibilidades con las que dotaron a la cajita. A Nintendo el racaneo le ha cogido con el pie cambiado y mucho y rápido tiene que adaptarse si no quiere que otros más avezados le pisen los callos. Baste recordar lo que hizo Microsoft cuando vió el campo abierto por Apple. Faltan juegos sí, pero sobre todo canales. Aquí de momento, sólo hay seis y muy paupérrimos pero suficientes para levantar la liebre aunque en Japón no sé si hay galgos o podencos pero las empresas de televisión no echan la culpa de la caída de audiencia generalizada a internet sino a la Wii. Sí, los japoneses son raros y amarillos, como los Simpsons. Pero yo por si acaso ya he puesto mis barbas y mi billetera a remojar. Creo que 50 pulgadas de pantalla plana serán suficientes; por ahora.

todos callan
Vino 


todos callan
Montón de piedras 
La estadística es la piedra angular de la ciencia actual. Sólo mediante el estudio de las probabilidades podemos extraer y manejar datos útiles de la ingente cantidad de variables que intentamos manejar. Pero a veces cunado leo el típico titular estúpido que comienza:
"Un estudio estadístico realizado por científicos merovingios demuestra que ... "
me pongo a la defensiva para evitar el pasmo que me puedan causar las conclusiones. Me pongo pirrónico, que lo de escéptico ya empieza a olerme mal a causa de los llamados "imperialistas científicos". Por eso me pregunto por qué aveces me fío de los matemáticos, esos que se dedican al estudio de metáforas abstractas coherentes consigo mismas.
"La ciencia son hechos; de la misma manera que las casas están hechas de piedras, la ciencia está hecha de hechos; pero un montón de piedras no es una casa y una colección de hechos no es necesariamente ciencia."
Henri Poincare (1854-1912)


todos callan
En faena 
Es un tópico tan común como cierto que la ironía es un arma de doble filo que se basa en supuestas claves compartidas y actualizadas con el receptor. De lo contrario no es que pierda su significado, es que lo puede cambiar de signo. A las élites engreídas que han hecho del intelecto y de su despliegue escrito un motivo de prestigio y estatus social se contraponen aquellas que, engreídas también, han hecho del intelecto y de su despliegue escrito un motivo de prestigio y estatus social que las acerca al pueblo y a las masas, las cuales no sé si con con derecho o sin él, opinan a discreción y sin reservas en los foros electrónicos. Sólo así se entiende que algunos párrafos de este artículo, cortando del derecho y del revés, puedan ser interpretadas como una defensa de las fórmulas intelectuales que enarbolan la ética y la estética bloguera. Un pensador de blog tiene que trabajar con ideas fragmentarias que debe armar, visitando con asiduidad y osadía cuanto sitio de Internet imagine estando al menos debe estar informado y actualizado sobre los contenidos que trata por pueriles que estos sean. Sólo así sus ráfagas de pensamiento pueden llevar a cabo su función de sugerir y, aunque el pedanteo refleje los desenlaces de las prácticas educativas actuales y anteriores [algunos son refractarios a todo lo que no sea retórica tradicional] cualquiera que lea blogs diariamente sin la necesidad de pasarlos previamente por la impresora sabe que ese indicio material que es el hipervínculo somete la arrogante validez de las propias ideas al escrutinio de lo que cada uno pueda hacer con ellas. Como un torero espontáneo que se lanza a morir al ruedo o a salir airoso con una buena faena incluso si en alguna ocasiones es a base de anular toscos rigores científicos o acartonadas preceptivas literarias.

todos callan
Salud, dinero y renacuajos 
Reposición de “Ángeles congelados” en la “Noche temática”. Se habla sobre el variopinto y muy lucrativo negocio de las madres de alquiler, los fecundadores in vitro, los masturbadores de cadáveres, los experimentos eugenésicos con sus repercusiones políticas y otras lindezas que flotan en las piscinas de semen. Soy de los que piensan que, aunque necesario, es inútil prohibir la creación de seres vivos mediante métodos científicos [esto incluye a los programas o seres “virtuales”] Todos estos milenios que la humanidad ha esperado la creación de un “Golem”, un “Frankenstein”, o cualquier tipo de “replicante” y ¿alguien en su sano juicio cree que cuando realmente sea factible, algo o alguien va a impedir que algo o alguien lo lleve a cabo? Si han de venir, bienvenidos sean pero no me hablen de ética, de la racionalización de la “alteridad” y otras zarandajas. La ética es una mierda. Cualquier actitud vital puede ser racionalmente justificada hasta el punto en que se topa con la moral, esa decisión de asumir lo inducido sin la que nunca seríamos capaces de actuar con un mínimo de coherencia. Después de todo el monstruo de Frankenstein era un discapacitado ético cuya una inteligencia y sensibilidad exquisitas le provocaban graves dilemas morales. De ahí la pregunta que desvela la vanidad ególatra de los adinerados padres eugenésicos:
¿Qué prefieren ustedes, hijos guapos o inteligentes?
- Las dos cosas – dirá algún imbécil hasta que alguien le grite la respuesta apropiada:

¡ Sanos, so gilipollas !

1 comentario
Bad taste 
Yo pensaba que la enfermedad mental en Cataluña no llegaba al punto de generar chistes tan ácidos como los que se generan en torno al País Vasco pero veo que se aproxima. No pretendo ser zafio ante un hecho luctuoso; no más que la carta escrita por este pobre desquiciado [quién no lo está a ciertas alturas de la vida] intentando esparcir su amenaza consumada de “no respirar hasta que no hagáis lo que digo” con la que Goscciny parodiaba el carácter hispánico desde la perspectiva de sus idílicas Galias. La versión jocosa del vasco recien casado es mucho más sarcástica especialmente si se hace realidad. Nadie muere y lo que salpica no es precisamente el detrito ideológico del finado. Y es que lo de “colgarle el muerto a otro” es una práctica “intervivos” y volverla del revés da como resultado una chanza imposible.
El mensaje del suicida:

"LA COBARDÍA DE NUESTROS LÍDERES"

"En pleno uso de mis facultades marcho porque quiero acabar mis días en la soledad y el silencio. Si me queréis hacer feliz no me busquéis.

Si alguien me encuentra le ruego que, esté como esté, no quiera perturbar mi soledad y mi silencio. ¡Gracias!

He vivido esclavo 75 años en unos Països Catalans ocupados por España, por Francia (y por Italia) desde hace siglos. He vivido luchando contra esta esclavitud todos los años de mi vida adulta. Una nación esclava, como un individuo esclavo, es una vergüenza de la humanidad y del universo.
Pero una nación nunca será libre si sus hijos no quieren arriesgar su vida en su liberación y defensa. Amigos, aceptadme este final absoluto victorioso de mi contienda, para contrapuntar la cobardía de nuestros líderes, masificadores del pueblo.
Hoy mi nación se convierte soberana absoluta en mi. Ellos han perdido un esclavo. ¡Ella es un poco más libre porque yo estoy en vosotros, amigos!"

(Lluís Maria Xirinacs)


todos callan
La rebelión de las masas 


todos callan   |  enlace relacionado
Sidestepper 
Los "memes crítikos" de Vicente Carmona me hacen una recomendación.
¿Y qué hago?
Seguirla, naturalmente.

todos callan
"La tentación" vive arriba 
Bermejo "pixi dixit":
"sería bueno que denunciaran los hechos y resistan la tentación de pagar".

Sí, "sería bueno" que no se atragantase con Oscar Wilde por aquello de que "lo mejor de las tentaciones es caer en ellas". Cuando se es tan cortito no se alcanza a ver que la tentación vive arriba, en las fulgurantes lumbreras literarias de algunos estadistas.
Y afortunados de que no le diera por lo bíblico.

1 comentario
Geek 
Un "geek" es alguien que cree que un kilómetro son 1024 metros.

todos callan
Moleskin-e 

Ayer hablaba de la "moleskine". Arriba, la imagen ... y aquí el proceso que la hace realidad.
El hombre como animal simbólico y el símbolo como herramienta tecnológica.

todos callan
Centauro 
Leo las observaciones en el blog de Sergio Parra sobre su novela "La moleskine". Alguna he usado pero nada como los Centauro. Entre las notas escritas surgen a veces garabatos. El sueño de la razón produce monstruos pero no recuerdo a santo de qué.

Centauro se ha transformado en su metáfora, se dedica a los archivadores. Ahora utilizo cuadernitos con tapas de polipropileno en atractivos colores. Los compro muy baratos en los chinos: el mundo ya no es igual.

todos callan
Refritos de verano 
Los periodistas hablan de la serpiente de verano. Los blogs prefieren los refritos. A pelo, sin especias pero bien sobaditos.
- El día que nosotros gobernemos, todos temblarán. (un epiléptico)
- Nadie es perfecto. (Nadie)
- La sabiduría me persigue...pero yo soy mas rápido. (un gallego)
- Mi vida esta llena de aspiraciones. (un asmático)
- Todos tenemos derechos. (Los zurdos)
- La vida esta en constante movimiento. (Parkinson)
- Me las vi negras. (Michael Jackson)
- Nunca confíes en una secretaria. (Bill Clinton)


todos callan
"Revival" ante Agosto 
Así se recurre una multa
Estimado Sr. Juez:

He sido denunciado por circular a 250 km/h en la Nacional 530 cuando iba camino de mi pueblo para hacer la matanza.

Según me dijeron los Guardias Civiles que me pararon, el radar me detectó a la velocidad antes indicada en un tramo limitado a 70km/h.

Yo, por mi parte, puedo decir que he visto perfectamente esa señal con el número 70 en negro, dentro del círculo rojo con el fondo blanco. Sin embargo, por más que me he fijado, no he visto ninguna unidad de medida junto al numerito 70.

Como Vd. sabrá mejor que yo, que para eso ha estudiado derecho, la Ley 54/1893 establece que el Sistema Métrico Internacional será el obligatorio en el país, y dentro de las reglas propiamente dichas del citado Sistema Métrico Internacional, se establece que la unidad de longitud será el metro, y la unidad de tiempo será el segundo.

No se si cuando Vd. terminó derecho le dio tiempo a hacer algo de matemáticas, pero por si acaso voy a informarle de que la velocidad se mide dividiendo la distancia recorrida entre el tiempo empleado para recorrerla, por lo que cogiendo la unidad de medida de la distancia (metro) y la unidad de medida del tiempo (segundo), obtendremos la unidad de medida de la velocidad: METROS POR SEGUNDO, que, tal y como nos dice la Ley anteriormente citada, SERÁ LA UNIDAD DE MEDIDA OBLIGATORIA PARA LA VELOCIDAD.

Yo no le voy a negar que fuese a 250 km/h, que de hecho los iba, pero es que la señal que yo vi sólo ponía 70, y en virtud del imperio de la ley que todos debemos respetar y del que Vd. es el máximo exponente, no he dudado en considerar que el 70 se refería a la unidad internacional de la velocidad, el metro por segundo; si Vd. hace la conversión, observará que 70 m/s equivalen a 252km/h, con lo cual yo circulaba a 2 km/h por debajo de lo permitido.

Por todo lo expuesto, ruego a Vd. que me devuelva el carné de conducir, los 600 Euros y los 8 puntos que me han quitado, que no están las cosas para bromas, dejando este asunto en un lamentable malentendido por el que no voy a denunciar a los pobres Agentes, que bastante tienen con su arriesgado trabajo y estoy seguro que no lo hicieron con mala intención.

Atentamente.


todos callan

<<Primero <Volver | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | Siguiente> Último>>