El país de los lilas 
Seguimos todavía en el mes de las flores. Pero ni un atisbo de esperanza sobre cuándo dejaremos de estar en el país de los “lilas”

"Hombre, vente para España, que esto es el paraíso... Que sí, que aquí la policía ni te toca".
( Dicho popular )

( addendum )
"El que no se sienta nacionalista ni quiera a lo suyo no tiene derecho a vivir"
( Xabier Maqueda, senador del Partido Nacionalista Vasco,
Palma de Mallorca, domingo 28 se mayo de 2006 )


todos callan
Cursilería albina 
Los actos simbólicos no son sólo teatro. Necesitan acólitos, ritual, escenografía y momento, que garanticen su mágico efecto. Sí, mágico, no olvidemos que se trata de un acto simbólico y no de una acción efectiva. Si no reúnen estas cualidades, con suerte pueden transformarse en comedia lo que al menos retiene algo del antedicho efecto, aunque lo normal es que devengan en algo ridículo, llegando en los peores casos a lo cursi. Éste supera las previsiones, tanto que incluso levanta ampollas. No se las toquen: limítense a darse pomada aquí, y también ahí , mientras disfrutan de “ voces melodiosas” y meditan, en "ausencia de guerra y de violencia", qué es lo que le falta para que se llame paz. Dando por supuesto que ustedes la desean; blindada, guarnecida y enlucida de blanco, sin mácula. Mayo, el mes de las flores.

todos callan   |  enlace relacionado
Liberales y mafiosos 
Tras un sábado en "la noche temática" en compañía de los los nuevos zares, quedan en mi retina las declaraciones de esos "nuevos muchachos" que disfrutan de sus fortunas multimillonarias en en Londres y en la Costa del Sol. Su mundo es tan claro que narraban con total candidez, quiero decir sin apenas ser conscientes de sus implicaciones éticas, su modo de actuar durante los años de la transición Rusa hasta la llegada de Putin. Si les hubieran dado más cuerda se hubieran ahorcado tres o cuatro veces seguidas; lo que decían hubiera hecho palidecer de envidia al mismísimo John Gotti. Oir a Boris Berezovski cómo propugnó el uso del término “Familia” [con mayúsculas] para referirse al entorno próximo a Yeltsin [al que perteneció], las maniobras urdidas para censurar y difamar a la oposición a través de [sus] los medios, los tejemanejes, las rencillas para repartirse el pastel [dicho literalmente], es un espectáculo digno del Discovery Channel que bien podría titularse “cría y engorde de los hideputas contado por ellos mismos”. El gobierno de unos pocos, el grupo que guiado por sus intereses, ponían y deponían a ministros y demás cargos políticos. Algunos ex cargos narraban cómo les habían llamado a capítulo para advertirles y dejar bien claro quien cortaba el bacalao. Luego pusieron a Putin, un desconocido con buena imagen, perfecto para defender sus intereses. Se les pasó por alto que, hombre o demonio, tenía cerebro suficiente para discernir, para bien o para mal, entre un cortijo y un estado con más de 140 millones de ciudadanos.
Pero lo verdaderamente aterrador era su actitud ante las cámaras. Hablaban de una manera que dejaba entrever que para ellos liberalismo y mafia son sinónimos. ¿Será porque en su más profundo interior anhelan el “sóviet supremo”? pero sin obreros ni soldados, la plutocracia utópica.


todos callan   |  enlace relacionado
Poema para un domingo 
materesmofo
temaserfomo
termosfameo
metrofasemo
mortemesafo
amorfotemes
emarometesf
eramosfetem
fetomormesa
mesamorfeto
efatormesom
maefortosem
saotemorfem
termosefoma
faseortomen
motormefase
matermofeso
metaformose Paulo Leminski (1976)

1 comentario
Atila y la ciencia 
Hay fotos famosas en la historia de la ciencia. Algunas han hecho por ella lo que un ejército de atilas paseando en sus caballos por un campo de golf. Ciertamente reflejan una realidad pero también conforman un mito para la posteridad. Un mito plagado de hombres, encorsetados bigotudos de gesto adusto encerrados entre papelotes en compañía de una mujer enlutada. El paradigma de tipos raros aunque necesarios en una foto que sugiere [erróneamente] el tipo de vida que ningún joven en su sano juicio querría llevar. Bajo algunos mostachos se vislumbra la mueca de una sonrisa ahogada por el ambiente. Nada comparable a la excitación de trotar sobre el "green".



Yo me limitare a pasear sobre el asfalto y bajo el sol encajonado entre casetas; una ciudad lineal ubicada en un mar de árboles frondosos.
Si al menos lloviera como antaño ...

todos callan
Asimo 
Asimo ya está en Madrid.

todos callan
Pegatina 
La pegatina. Si al menos tuviera bajados los pantalones... Empiezo a pensar si no será una operación promovida por el mismísimo “Faraón”. Ese “look” agresivo, el traje negro, la pose desafiante. Omnipresencia cotidiana en la calle. Demasiado sutil, carente incluso del toque zafio de los folletos de los centros comerciales. Ni siquiera es hortera. No me fío, no me fío un pelo. Pegatina inane, ni escarnio ni mofa ni befa.
Si al menos tuviera los pantalones bajados...

todos callan
Idolatrando 
¿Qué diferencia hay entre creer en Dios y ser un idólatra? se pregunta un Golem mientras nos señala generoso el rastro que dejan 90 años de ciencia.
Creer en algo no es lo mismo que adorar la imagen que nos formamos de ese algo. Lo primero es un hecho individual que se puede compartir, lo segundo un fenómeno social que se puede imponer. De ahí el atractivo de los herejes, individuos que se apartan para ver si el rastro es un sendero.
"Soy un poco más receptivo a las cuestiones religiosas que la mayoría de las personas que sostienen opiniones exclusivamente científicas. No es que crea en el dogma que forma parte de la religión, pero las religiones estudian cuestiones que la ciencia no trata. Los asuntos morales ¿son algo externo a nosotros? Yo llamo a estas cosas "inesencialmente platónicas". Hay una noción platónica, una noción absoluta de qué son estas cosas. Y debo decir que me inclino hacia esa dirección. Creo que no es algo hecho por el hombre, sino que existen cosas externas a nosotros que en este momento no podemos comprender científicamente, pero que sin embargo son parte de un gran marco conceptual que quizás algún día se entienda globalmente."
Roger Penrose.
Aunque a veces se opta por el misticismo; pero creo que en algunos casos influye la dieta.

1 comentario   |  enlace relacionado
Veritas firmitas et venustas 
Paul Hayes hace prospectiva sobre los tipos de blogs que tienen alguna posibilidad de sobrevivir a medio plazo:
Los de renombre: los de personalidades que atraen por el prestigio de su nombre.
Los buenos agregadores de contenido: bloqueros que apenas comentan pero que llevan a sus lectores a sitios interesantes y útiles.
Los que cuenten con buenas fuentes: los de periodistas, ex políticos o especialistas capaces de desmenuzar y revelar información.
Los excepcionales: bloqueros brillantes que logran audiencia por la calidad de su prosa o por la originalidad de su pensamiento.

Es decir, lo de siempre: lo bueno, bonito y barato, excepcionalmente junto o por separado. No sé si habla de blogs o de prensa tradicional. Da lo mismo, lo que le escuece está claro:
"Millions of blogs have sprung up over the last year, but a cursory search shows that the majority of their information sources lead back to mainstream media. The bloggers are seeking or delivering insight, but what they need is accurate information on whatever subject they're interested in.
Time and again, bloggers draw their readers' attention to what they have read in papers, such as The Times”
Es decir que los blogs han proliferado recientemente como champiñones pero siguen dependiendo de los principales medios para nutrirse de su contenido, los blogueros atraen la atención de sus lectores hacia lo que han leido en la prensa como “El Times” ¿ Y qué es lo que hacen los llamados “columnistas de opinión” ? Lo mismo pero cobrando. Por eso se les exigen ciertas normas.
Falta el epitafio:
“Most will disappear unnoticed and, frankly, unmissed by the world."
La metáfora del mundo como un "gallego con morriña" que sólo echará en falta a los familiares influyentes.
No dejan de ser especulaciones con guarnición y salsa de “wishful thinking”. Los blogs no son “la prensa”, son algo parecido a el “jazz” en la red, un saco donde todo cabe, un “metaestilo” donde los periodistas juegan con lógica ventaja en una mesa plagada de “pardillos” de muy diversa catadura todos con ganas de apostar. Lo que piense el mundo no es asunto suyo. Se reflejan en sus lectores, esos individuos distanciados en tiempo número y espacio que se acercan a mirar a través de las vísceras o los hipervínculos de otras personas aún sabiendo que no son los mejores ni los más bonitos porque saben que la verdad puede esconderse en los otros y además les cuesta lo mismo.

3 comentarios
La cochambre ya llegó... para quedarse. 
Los Rolling en El Ejido. Los “abueletes” del lugar están contentos, son de su quinta aunque tengan otro “look”, por aquello de que no han trabajado bajo el sol. Uno de ellos incluso pega brincos y guitarrea con el bastón. Hidratado y bien nutrido, nada que envidiar al “esmirriao” de Mick Jagger a excepción de la melena. Los que rondan la cuarentena y no son "fans" se muestran ya más desinformados: - ¡ Uy ! Me gustan más cantantes como Cecilia, el Dúo Dinámico y los de aquella época... [???] - comenta una señora. Confusión entre “épocas” y gustos musicales. Cosas de los jóvenes
Dejando a un lado la anécdota televisiva, el hecho es que el ayuntamiento se ha pro-currado el concierto presentando un aval de 3 millones de euros, a la empresa que lleva los conciertos del grupo. El evento tiene demanda y basta con que el emplazamiento sea medianamente accesible. Si la previsión es acertada el asunto les dará beneficio económico aunque les cueste un ojo de la cara.
Me viene a la memoria aquél mítico "festival pop" en la plaza de toros de Burgos con grupos españoles que cantaban en inglés, el primero de su género. Hablo de 1975. Los titulares de la época en la prensa local: “La cochambre ya llegó” ... “pero somos transparentes, no cambiamos de color...” apostillaba Tílburi.
¿Cochambre? ¡ Mercado ! Con mucho futuro.

todos callan
Veo veo 
Curiosidades.
Un algoritmo para jugar al veo veo

todos callan
Idolatría 
Está de moda el deseo de suprimir a Dios del espacio público cuando lo realmente peligroso es la idolatría.



2 comentarios
Todos tenemos días tontos 
El brujo del poblado insistía en que su ordenador tenía poca memoria. Era rápido y de fácil manejo pero le fallaba la memoria. Entonces le trajeron otro más grande. Algo más lento pero con mucha memoria. El brujo estaba feliz. - ¿Qué hacemos con el antiguo? - le preguntaron.
- Arrojadlo a las fieras, ya no sirve.- Y continuó instruyendo a su nuevo ayudante, que además de mudo era bastante alto, en la árdua tarea de colocar con orden y perfectamente clasificadas sus miles de calabazas repletas de pócimas. Pasado un tiempo comentó que prefería un ordenador con tetas. Ya no le hicieron caso.

todos callan
Los gusanos falleros del Cid 
Entre este recuerdo del nacional socialismo:
“Ese provincialismo se manifestó también en su tendencia a considerar las regiones y comarcas rurales como base del Reich. Hitler cuidó y promovió las peculiaridades regionales, no toleró ningún atentado contra la individualidad de las estirpes germánicas: sajones, renanos suabos o bábaros deberían conservar su perfil secular. Cuando trataba de ese tema solía proferir invectivas contra los “niveladores judíos” que arrebataban el espíritu a todos ellos”.
(Albert Speer. Diario de Spandau. 15 de Febrero de 1948)
Y esta pesadilla del socialismo nacional:
<Ese pluralismo se manifestó también en su tendencia a considerar las nacionalidades y autonomías como base del estado. Cuidó y promovió las peculiaridades nacionales, no toleró ningún atentado contra la individualidad de los pueblos hispánicos: catalanes, vascos, gallegos o andaluces y otros deberían conservar su perfil secular. Cuando trataba de ese tema solía proferir invectivas contra los “niveladores jacobinos” que arrebataban las aspiraciones a todos ellos>.
(Gusanos del Cid. Memorias soñadas de la 2ª transición)
Siempre hay lugar para la sonrisa.
“En España tenemos, en cambio, un federalismo de verbena que nadie se toma en serio de verdad, con unidades de la Policía Nacional disfrazadas con trajes regionales de fallera para dar imagen de autonomismo”.
(Eliseo Aja. Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona.)


2 comentarios
Tauromaquia 
Cita para una feria comenzada. Propuesta que elevaría exponencialmente la emoción del riesgo en los tendidos.
LA TAUROMAQUIA NO SABIDA
Rodolfo Álvarez

" Cogida del torero. El reglamento dice que en el caso de que muera el torero, serán sacrificados los espectadores "


1 comentario
El matíz de los enlaces 
Si alguien entre vínculos, por obra del azar llega a este sorprendente sitio de elegante presentación, puede “flipar” si nadie le explica la relación con el tema tratado en este otro. Faction sobre fiction, la red es así.
Por eso me pregunto si nuestra sorprendente sra. Fernández de la Vega no habrá confundido por azar una empresa patrocinadora con esta otra pasarela.

todos callan   |  enlace relacionado
San Isidro migrador 
Hasta hace relativamente poco, a los madrileños en proceso de adopción se les distinguía en cuanto habrían la boca para aclarar: - yo, es que soy de un pueblecito de Burgos -. El de “pura cepa” permanecía entonces en actitud inquisitorial hasta que forzaba desenlace: - de Briviesca, contestaba el confeso - ! No fastidies ! -, Ah, ¿pero lo conoces? - ! Joder, si era el pueblo de mi abuela ! El de fuera caía en la cuenta [una vez más] de su doble error, pensar que en Madrid nadie conocería su pueblo y por extensión haberse creido por ello diferente. El uso de la coletilla “de un pueblecito de” era la pequeña prueba que prolongaba el periodo de inserción. Dicen que ahora es diferente. No es cierto. Hay más madrileños de segunda y tercera generación, pero también hay más de primera. Son muy, pero que muy jóvenes, y en muchos casos tremendamente radicales:
¿Y tú de dónde eres chaval? - ! Soy de Madrid ! - ¿ pero tu madre no es de Transilvania? - ¡ Sí, pero yo soy de Madrid ! [vieja momia, añade su expresión]. O cuando la preciosa niña de ojos rasgados corre junto a sus padres. Confusa porque el señor que está en puerta del restaurante chino le ha dicho algo en una lengua incomprensible.
De Madrid al cielo; como las cenizas del Pichincha.

todos callan
Avanzar, resistir 

Umberto Boccioni (1882 - 1916). Estados mentales: Los que avanzan , los que resisten.
De las cuatro preguntas clásicas del periodismo sólo quedan dos por hacer.

todos callan   |  enlace relacionado
Manuscrito Xpress 
Drogas en el colegio. Software comercial de regalo. Lo mismo, peor aún, esos sucedáneos que se dan capados a sabiendas de que el crack circula de mano en mano. Ya se sabe: el que da el primero da dos veces y al final todos acaban hablando en metonimias: el fotochop, el autocat, el ofis ... como si no hubiera mercado fuera del monopolio-ficción. Pues sabed que hay vida no sólo dentro sino también fuera del mercado tradicional. Y tan buena como la que más. En ese eufemismo que dice “Programas de uso libre” os enlazo la última novedad para autoedición, con sabor a partícula subatómica y café xpress.
Aunque a los amanuenses, maldita falta les hace.

todos callan
Memento mori 
Los vínculos me obsesionan. Cuando exploras sus posibilidades te das cuenta de que enlazan en el sentido más abstracto, matemático y a la vez más real. Son la encarnación del concepto y sin embargo una pieza frágil, la menos fiable, capaz de echar por tierra toda la construcción de un discurso basado en ellos. Como en una fábula griega es el justo castigo que el dios de la lógica impone a los vagos. ¿para qué citar si se puede añadir un vínculo a casi todo? ¡ Memento mori ! - Responde Zeus enlazado a su máscara de Júpiter recordando que el vínculo no por ser intangible deja de ser creación humana, y por tanto mortal.

todos callan   |  enlace relacionado
Hipertext digest 
"¡ ... pero no puedes leerlo en la bañera !"
No tengo ni la capacidad ni el tiempo que John Tolva no necesita para analizar con pulcritud las implicaciones del hipertexto. Sin embargo su artículo es víctima de lo que dice en mis manos de herética materia que usando y abusando de la "poética participativa", práctica la "medieval y renacentista técnica de glosar, parodiar o alterar de algún modo un manuscrito antes de pasarlo a otros".
Saborear, cortar y pegar. La digestión es cosa personal de cada cual.
<... el libro no está muerto, pero, igual que la escritura a mano cuando surgió la imprenta, no parece probable que vaya a continuar siendo el modo dominante de la diseminación textual.
Poética de Aristóteles, el diálogo de Platón Fedro presenta inequívocamente a la palabra escrita como un agente muy poco fiable en la transacción comunicativa.
"Tú, que eres el padre de la escritura, le has atribuído una función opuesta a su función real a causa del orgullo que te inspira tu vástago. Aquellos que la adquieran dejarán de ejercitar su memoria y se convertirán en olvidadizos; se apoyarán en signos externos en lugar de en sus propios recursos internos.
... tus discípulos recibirán gran cantidad de información sin una formación adecuada, y en consecuencia creerán que saben mucho cuando serán en su mayor parte ignorantes".
Las objeciones del rey a la escritura se pueden aplicar fácilmente al texto electrónico, una forma muy literal de hacer tecnológica la palabra.
Ahora, ante la posibilidad de que enormes archivos de datos eruditos estén al alcance de cualquier novato con ordenador, las modernas críticas a la textualidad electrónica revelan a menudo su sustrato retórico, es decir, una aversión hacia el potencial democratizador de la palabra digital.
William Dickey, en un ensayo titulado: "Poema bajando una escalera", señala cómo el elemento narrativo del azar en la poesía y la narrativa hipertextual imita el "rechazo de organizaciones lineales causales" que hacen las artes visuales." El lector puede "entrar" en una narrativa hipertextual casi por cualquier parte, igual que el espectador que se acerca a una pintura o escultura.
La comunicación humana, igual que una criatura viva, siempre se ha adaptado a las tumultuosas etapas de transición, sobreviviendo a las experiencias "patógenas" de la oralidad, la alfabetización y los tipos móviles; no hay ninguna razón para pensar que no se adaptará al ordenador.>
No suscribo la última frase, la ingenuidad de caer en el determinismo al salir. Es precisamente lo contrario. Al igual que el hombre, será la máquina la que se adapte a las exigencias del hipertexto, aunque para entonces el sufijo “texto” posiblemente esté medio hundido en el fango del anacronismo.

todos callan
Intonsos 
Los libros electrónicos superan con creces desde el punto de vista funcional a los tradicionales. No se confundan con el formato, ya sé que es cansino leer en una pantalla pero mucho peor era leer un manuscrito de dimensiones imposibles y diez kilos de peso escrito en letra gótica. Todo se andará y cuando el formato electrónico de bolsillo sea una cómoda realidad también la manera de acceder al contenido ofrecerá mejoras. El marcapáginas será historia y preguntas como en que lugar se habla de, o dónde se cita aquella frase tendrán respuesta instantánea. Por supuesto podremos llevarnos una biblioteca a cualquier parte y los vínculos e hiperenlaces podrán saltar entre diferentes tomos y autores facilitando las tareas de investigación. Las referencias dejarán de ser algo incómodo y las citas podrán examinarse en su contexto. A poco mañoso que se ponga un autor un cuadernillo de viaje será la más útil de las enciclopedias y el más preciso de los planos. Ética y estética de internet al servicio del autor y bajo el control del lector.
Sólo admito una concesión: el valor decorativo y modelador de espacios de los volúmenes tradicionales no se puede incluir, pero también desaparecieron los pergaminos enrollados, mucho más decorativos y nadie los echa de menos. Y lo mejor; todo esto en la cama del bungalow, en vacaciones, leyendo plácidamente en la oscuridad hasta altas horas de la noche mientras tu pareja duerme ahí, a tu lado. Y todavía habrá individuos que digan que no les convence. Será que ponen la música del texto demasiado fuerte. Prejuicios y tecnofobia, se preguntarán si se trata de un "intonso", o peor aún: qué pasa si se acaban las pilas.

todos callan

<<Primero <Volver | 23 | 24 | 25 | 26 | 27 | 28 | 29 | 30 | 31 | 32 | Siguiente> Último>>