Más vale tarde 
Más vale tarde que nunca.

todos callan
e-Lucubración 
lucubrar.
(Del lat. lucubrāre).
1. tr. elucubrar. U. t. c. intr.

elucubrar.
1. tr. Elaborar una divagación complicada y con apariencia de profundidad.
2. tr. Imaginar sin mucho fundamento. U. t. c. intr.
3. tr. desus. Trabajar velando y con aplicación e intensidad en obras de ingenio.

e-lucubrar.
1. tr. Escribir un blog.

e-lucubración.
1. m. Blog. apóc. aprox.

todos callan
El conquistador 


1 comentario
El negocio de las golosinas 
Ese fenómeno meteorológico recurrente que cada cierto tiempo nos recuerda la existencia del talento natural más discutible y apreciado, pero talento al fin y al cabo. ¿Dije natural? Fue un lapso conceptual provocado por la cada vez más endeble definición de la naturaleza. El vacío perfecto que Hollywood hizo a la llegada de Aki Ross, la chica cuyo parto y champú fueron tan caros, desde la industria de los videojuegos no impidió su éxito como heroína de culto. Los intentos por “carnalizar” a Lara Croft para rebañar las sobras del pastel que se avecina no tranquilizan a un gremio del que ya sabemos cómo las gasta con aquellos que en vez de representante sólo tienen propietario. ¿Representante? ¿Para qué?. Un bonito eufemismo para no herir sensibilidades, propietario mucho mejor. La plutocracia al menos sabe con quién se juega los cuartos. Tiempo al tiempo.

º º º
Sobre el negocio de las chucherías ... y otros derivados cárnicos.

todos callan
Patentes de corso 
Pensar desde el "copyfight" que el lucro cesante de los autores es un perjuicio determinable para acabar abogando por que "el Estado prevea los medios de reparación para todos aquellos daños que las personas no estén obligadas a sufrir por su propia negligencia o malicia, ya sea a través del derecho privado (derecho de daños o asegurador), ya del derecho público (pensiones, cánones)" es desconocer la naturaleza del problema. Proclamar el intervencionismo feroz y posteriormente comentar que “entra dentro de la normalidad, y en la selva cada fiera sobrevive como puede” es la contradicción que muestra la incapacidad de entender que la alquimia no puede transformar directamente el pensamiento en producto sin el paso previo que transforma el espíritu en materia, o al menos en servicio. ¿De qué extrañarse entonces? Es cierto que la basura musical y cultural no la engendra la SGAE ni la banca judía, sino sus consumidores y por eso mismo deberían ser éstos los beneficiarios de parte de lo recaudado por la industria de los residuos una vez convenido en tratar industrialmente a eso que llamamos cultura. Aunque a veces lo parezca, la sociedad no es un criadero de pollos. Los argumentos de este debate siempre son de doble filo. Tal vez porque por mucho que duela y sin perjuicio a lo contrario, la cruda realidad es que la falta de ética nunca ha dejado de ser un valor de progreso [en el “wishful thinking” hay que saber discernir entre el “wishful” y el “thinking”]. Con los cambios de paradigma pasa como con las "meigas", que haberlos haylos con independencia de que estén en el mercado, en lo social o no se crea en ellos pero cuando el cuchillo de rebanar ideas corta a diestro y siniestro es mejor tirar con bala, bien parapetado y dejar los zafarranchos a los piratas y filibusteros especialmente cuando el Estado y sus patentes de corso andan por medio.

todos callan
Crianza y engorde 
Se recuerda a todos los pacientes en lista de espera para ser atendidos en el hospital donostiarra de Nuestra Señora de Aranzazu que por motivos humanitarios cuatro camas de este centro y sus correspondientes dotaciones técnicas y de personal siguen ocupadas en labores de crianza y engorde. Rogamos tengan paciencia y tomen ejemplo demostrando la misma cortés discrección que hasta ahora han mantenido los medios de comunicación al respecto.

Sin otro particular y sin tener ahora mismo la voluntad de intentar hacer algún tipo de juego semántico.

todos callan
Nakamura, cronopios y famas 
Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj.

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortázar, Manual de Instrucciones.
Historias de cronopios y de famas
- 1962


todos callan   |  enlace relacionado
Dentro y fuera 


Creí que estas otras sintetizaban el concepto pero pronto vi que sólo eran la narración.


todos callan
Hipocresías 
Polanco quiere una "derecha laica". Me echo a temblar, las izquierdas creyentes me dan pavor. Es lo que tiene el complejo de Akenatón, intentar conjuntar la realidad al estilo que a uno le va. Una especie de maniqueísmo “fashion”. Y es que la derecha real no casa bien con la izquierda de pasarela del diseñador mediático metido ahora a decorador de realidades. El ambiente Marie Claire para el país de nunca jamás. Aquí mi señora, aquí unos comparsas, que mi reino no es de este mundo.

º º º

Microsoft y la piratería en el blog de Enrique Dans.

todos callan
El canon como Espada 
La ineptitud es negocio en España. Ésta es una afirmación indiscutible desde hace siglos. Y lo es en un doble sentido. Por una parte la mayoría de la población cree que ser inepto en el trabajo es bastante útil para vivir sin problemas. Es decir que la ineptitud bien llevada es una circunstancia no punible que facilita la vida laboral. Por la otra, y en efecto vinculado, el español exige que la ineptitud de los otros no interfiera en sus labores sin trámite ni tregua. El español, ducho en asaltos camineros, experimenta también la llamarada del agravio cuando alguien le transfiere las tareas, por supuesta ineptitud de otro. Por qué a mi, por qué a mi, se rompe los cuernos y reniega de su eficiencia.
No se habrá entendido que hablo del canon digital y de una de las campañas más demagógicas que se hayan organizado en este experto país de demagogias. Los aspirantes a ineptos cuentan, ufanos, que hay que proteger la cultura. Supongo que sabrán por qué: ¡para ellos chollo y cultura son sinónimos! El canon es la respuesta a un paisaje fácil de explicar y de entender: el fallo de una industria inepta basada en la soberbia de su propia ambición. En criar fama y echarse a dormir, ser rentistas del pelotazo, explotar la circunstancia feliz que, en muchos casos, otros han desarrollado y hecho posible, ese objeto que no suele ser resultado de una idea original sino el producto de muchas mentes y hombres esforzados. La evidencia de que entre los países desarrollados España (sólo hay que ver el lugar que ocupa en la generación de patentes) es uno de los más rumia y menos desarrolla ¡que inventen otros que aquí les diremos que inventar! Quiá autores... Una intratable plutocracia de lo intelectual. Puede que si se aligera la práctica nos dé por empezar a producir en vez de elucubrar. Esta práctica que hasta la fecha sólo nos lleva a la ruina y al ridículo bajo un concepto pedestre de cultura que esconde la rémora chupacabras de ciertos tinglados que intentan vivir de la extorsión. Al contrario que cualquier otro impuesto el canon no tiene rasgos de injusticia sino de crimen: pretende aplicarse no sólo a los hechos sino a las posibilidades, a la fiction y a la faction con carácter retroactivo desde cualquier futuro imaginable. Es una medida inepta diseñada por y para ineptos, que confunde los etéreos derechos de autor con el hecho concreto que desarrolla una patente. Contra él se han alzado en bullicioso tropel el talento, que es lo más liberal que existe; la aplicación de la coherencia: búscate un mecenas y demuestra lo que vales, bueno será, y la industria honesta que juega frente a esa mafia obsoleta, una suerte de plañideras del diezmo impuesto a golpe de intromisión y amenazas, que venden su droga como cultura a la puerta de los colegios a chicos de 20, de 30, de 40, y ¡hasta de 60! años, jóvenes todos, a los que extorsionar porque son incapaces de venderles una moto que no les interesa, un negocio obsoleto que ya huele a estafa, a “oferta que no podrán rechazar”. La generación del paga primero por si acaso, cuyo ocio, incluso su existencia no es mas que un medio de producción, la vida como un grifo que se abre y mana, sin más plan, y para la que el principal rasgo del mercado digital es el de la desaparición del producto acabado, es decir, del sudor y del dolor, sustituido por la mágica y cómoda explotación de los derechos de autor.
Tampoco debemos olvidar que los autores [o sus sociedades] sostienen el grueso de su negocio gracias a la posibilidad que tiene el comprador de reproducir películas y canciones almacenadas en los productos tecnológicos que pretenden parasitar.
Visto lo cual, agravado por la obvia necesidad de control de los fondos subvenidos no creo que pueda discutirse que la aprobación del canon es uno de los proyectos más retrógrados y pantanosos de que puede dotarse una sociedad y la industria española en particular. Es subvencionar al taxista por cada coche que se fabrica a causa del lucro cesante que se genera ¡bonita manera de incentivar tanto el servicio como la producción! Volver al medievo puede resultar interesante para una industria feudal donde el número de herreros forjando tizonas en las ciudades superaría con creces al de sus homólogos evolucionados, cerrajeros, soldadores o ferrallas adaptados con diligencia a las exigencias de una industria implacable. Y qué decir del alambiquero, ese industrial autónomo y nómada que se perdió para siempre con la consiguiente merma en nuestro acervo cultural. Subirse al carro de los tiempos no es cosa fácil pero intentar que otros paguen el billete es una desvergüenza que el millón de hijos de San Luis no está dispuesto a consentir; En cuanto al carro, a muchos se lo robaron estando de romería, ¿dónde estará su carro, dónde estará su carro? aunque eso sí, donde quiera que esté, el carro es suyo, en propiedad virtual o intelectual.

(Coda: En 1992 un importante grupo financiero español decidió en junta general instalar el sistema “Windows” en todas las máquinas de sus sucursales. Dejaron para la junta siguiente el decidir si se instalaban ratones o no.)

º º º
Copia este libro. Una sugerencia de David Bravo.


todos callan
Coordenadas 
Curiosidades en el Google Earth o en sus variadas versiones.

37°37'53.48"N 116°50'35.91"W
50°00'36.40"N 110°06'49.55"W
53°32'19.17"N 001°20'47.35"W
53°31'56.36"N 001°21'22.74"W
44°40'52.34"N 010°19'02.05"E
52°04'43.37"N 004°19'58.00"E
32°40'33.81"N 117°09'27.62"W
45°07'25.55"N 123°06'49.45"W
06°42'57.25"N 042°11'58.93"E
19°56'56.67"S 069°38'02.02"W
37°24'05.06"N 116°52'04.19"W


todos callan
El pie del titular 
El olor a refrito y la mala redacción de los textos que siguen a los llamativos titulares y fotografías de algunos medios digitales son el capital más preciado que estos boletines aportan a su entorno. Su evidente vacuidad obliga al intelecto a buscar algo masticable sobre la liebre que previamente han levantado. Es un periodismo honesto que vocea lo oteado, de manera gárrula y pasmosa para que el internauta pueda columbrar qué, a quién y dónde [w w w] consultar [el “cuándo” es subjetivo en la red]. Pero encontrarse de sopetón con el titular como pie de foto indicando el camino directo hacia la verdad frena en seco la búsqueda de fuentes. Los kilómetros de debate y especulación que rodean la historia del icono no son un juicio sobre el autor. Es la pregunta sobre el yo en forma de conjetura: ¿Haría usted esta foto? Otra especulación pero sólo de puertas afuera porque el yo personal e intransferible que contempla la escena y que no tiene la certeza, sabe que se enfrenta directamente a la verdad.

# # #

Cortesías por correspondencia


1 comentario   |  enlace relacionado
Las dos caras de la verdad 
La verdad estaba harta de tener dos caras y acudió a un cirujano para que le quitara una de ellas. Lo más difícil fue elegir con cuál se quedaría. Solventado el dilema, el doctor se puso manos a la obra. En el justo instante en que separaba el rostro elegido, la verdad murió. Cuando se comunicó al mundo el fatal desenlace, los optimistas entristecieron y los pesimistas se alegraron pero, evidentemente nadie se lo creyó. Bajo el beneplácito de los científicos que estudiaban los rostros vacios de significado en tarros de formol, la filosofía y la lógica depuraban sus argumentos; “ésto es, o no es”.
No pudieron evitar que la fe arrasara el mundo.

todos callan
El diccionario del diablo 
Dicen que es "freeware", en la categoría de la triple "e" [educativos - e-books - ensayos].
El diccionario del diablo de Ambrose G. Bierce aquí. Deberían jurarlo y perjurarlo para ser coherentes.

todos callan
Mi ciudad a las 5 


todos callan
Los detalles del eclipse 
... o de cómo la verdad que duerme en las lentes se despierta en el laboratorio



Detalle de la fotografía de Pete Lawrence, Selsey, Reino Unido.


todos callan
Licor de ideas 
El futurible premio Nobel comprobaba cuál era la temperatura que podía alcanzar un cerebro humano. Practicaba el insomnio como método empírico cuando los pensamientos comenzaron a hervir en su cabeza. Lo malo es que se le escapaban en forma de vapor. Su ayudante gallego le tapó la cabeza con una especie de alambique por ver si lo enfriaba y, ante su sorpresa, comenzó a destilar licor de ideas. La materia prima quedó totalmente irrecuperable pero el licor era contundente. No hace falta decir a quién le dieron el premio. Hasta en la última fila, allá en Estocolmo, olieron su aliento.

todos callan
Sumo 


todos callan
Performace 
Hace unas semanas que de una galería de Oslo se llevaron un lienzo obra del artista Jan Christensen propiedad de un industrial noruego que la había intercambiado por su valor venial. La historia no es nueva, es un clásico recurrente en el arte moderno: Zusch mando fabricar hace años unos billetes “artísticos”, otros llenaron peceras gigantesca con monedas y en este caso se trataba de 100.000 coronas pegadas en un lienzo, una facilidad para tasar el valor de salida. La banda REM lo hizo tiempo atrás para demostrar que podían convertirse en artistas plásticos en una noche. Mentira: vendieron su obra por menos del valor facial que portaba, una bonita manera de demostrar que eres idiota. Pero lo llamativo de esta noticia es la falta de respeto, el menosprecio hacia los artistas que de manera premeditada y derrochando su buen hacer rompieron la ventana y pelaron la obra dejando el bastidor mondo. La prensa negligente califica el hecho como “robo”. Sólo espero que los medios especializados y diligentes den cuenta de la acción en sus justos términos: una inteligente y bien ejecutada “performance” en el contexto apropiado e incluida en el precio.

todos callan
La conversación 
... la presunción imprescindible para el conocimiento de que sólo hay una verdad de los hechos."

-- Arcadi, creo que te equivocas
-- Me lo dicen muchas veces
-- Das a la verdad un valor teleológico que no está claro
-- Por un instante me he asustado, he creído leer “teológico”
-- Casi viene a ser lo mismo
-- Uno de los términos se sustenta en la realidad
-- Como todo lo que se sustenta; recuerdo aquella crítica al funcionalismo ingenuo
-- Lo ingenuo es fácil de criticar
-- “La forma sigue a la función si aceptamos la función de la forma”
-- Eso es un retruécano
-- Es el choque formal de las palabras en busca del algoritmo
-- Las palabras no se definen como los términos matemáticos
-- Peor para ellas. Sólo hay una verdad de los hechos, asumir que los hechos son la verdad
-- Paráfrasis y conmutación
-- ¿Por qué preocuparse tanto por el “why”?
-- Es nuestra inclinación natural
-- La definición de verdad no me convence, el diccionario sólo sugiere funciones de la lógica
-- La verdad es
-- Son los hechos en bruto, el resto es teleología. Conjeturas sobre la existencia de una certeza inicial la “teología del Por Qué
-- Acabemos ya. Esta conversación es una mentira
-- Pero es un hecho tan cierto como tu afirmación
-- La paradoja, todo un clásico

todos callan
Desvariando en "weekend" 
"No es evidente que dios exista."
"Ten cuidado con el hombre de un solo libro".
Santo Tomás de Aquino

"Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia"
Arthur C. Clarke

todos callan
Lapso 
"Sé cortés mientras piensas qué decir. Ahorra tiempo"
(Lewis Carroll)

todos callan

<<Primero <Volver | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17 | 18 | 19 | 20 | Siguiente> Último>>