Chinche veraniego en la sede papal 


1 comentario
Déjà vu [El caído] 


Era un imbécil.
Creyó que la realidad era un hecho objetivo y pasó su existencia aferrado a la fe de su escepticismo.
Entoces se disolvió, pero no supo si fue él o la realidad.
Una vez en la nada y sin otra cosa mejor que hacer, se dedicó a fluctuar cuánticamente y en una de dichas fluctuaciones un universo surgió.
Usando una lógica que no conocía pensó que debía ser Dios.
El trompazo que se metió al estamparse en las profundidades del averno le sacó de dudas.
¡ Hay que joderse ! - exclamó.

... Y concentró su odio infinito en la nueva realidad.

2 comentarios   |  enlace relacionado
Antonio Mingote 


todos callan
Adiós a Moebius 


De todo aquél maremagnum que, tras el divertido, cochino y letal movimiento del "comix underground" devino en la explosión "nouvelle vague" o nuevo comic de los años 70, río revuelto donde incautos pescadores nos alimentábamos a la par que a las editoriales, destacó con absoluta nitidez y sin rival, un pseudónimo tras el que se ocultaba un artista ya consolidado: Moebius. De su trayectoria como artista se ha dicho todo. Era además un intelectual de altas luces capaz de mantener su complejo universo personal dentro de la cotidiana normalidad. Yo sólo diré que como dibujante podía hacerlo todo, aunque sólo hizo lo que le interesaba. Por eso fué el mejor de los últimos 40 años.



todos callan
Chinche de verano 
Todo un clásico por estas fechas en el blog, que lo disfruten.



todos callan
Rascacielos 


todos callan
"Friki-guías" 
De haber sabido que algún día me tendría que guiar por esta panda de "frikis" me hubiera dedicado a la alta costura o peor aún; me habría dado a la ciencia. No tengo nada en contra de las lenguas locales siempre que se pueda hacer chistes sobre ellas, pero lo que realmente me subleva es la manera en que nos han engañado. Toda la vida convencidos de la eficacia de los hombrecitos verdes y ahora resulta que incluso los rumores que propagaban los escépticos más machacamollas eran falsos.
¡ Pichones ! [con perdón] ¡ Beber para creer !

todos callan
Chínchate 

Y mi chinche veraniego. Éste es del Milán pero no jugó en el mundial.


1 comentario
Odonato in blue (Calopteryx Virgo) 

Mi odonato veraniego. Esta vez un machote azul aferrándose a un prepucio vegetal


todos callan
La prima Vera 


todos callan
Despiojando el contexto 
Un vínculo al pasado puede ser una referencia. Pero una de las características del hipertexto (que palabra más precisa) es que puedes editar el "hiper" de un contenido anterior sin alterar el "texto". Entonces podría parecer que existe un vínculo al futuro. Pero no es así, es sólo una alteración del contexto, un simple "pretexto".



todos callan
El espontáneo 


todos callan
Mirando al mar 


El "barquichuelo" y las gaviotas las pongo yo.



1 comentario
Paul Naschy. De Madrid al cielo 


No podía ser más consecuente y se marchó con la luna llena. El único cineasta de culto internacional patrio y sin subvenciones Jacinto Molina. Adios Valdemar.

todos callan
Etnia y disfraz 
Hace unas semanas emitieron por televisión un reportaje sobre la etnia gitana en donde se daba cuenta de personas pertenecientes a dicho colectivo pero que no cumplían con los tópicos establecidos para ellas en su modo de vida. “Viviendo entre payos ” era el título y sus protagonistas un guardia civil, un abogado, una diseñadora de fama internacional, un cocinero de prestigio, un homosexual, una activista, un cura, un futbolista, y un profesor de matemáticas. Todos sostenían la tesis de que sus casos constituyen la mayoría en su grupo, algo en principio verosímil hasta que el propio reportaje lo tiró por tierra. Por mucho que me esforcé no aprecié ninguna seña de identidad gitana en los protagonistas. No hablaban en caló ni les veía siquiera ese borroso rasgo somático o fenotipo que les agrupa en torno a una discutida herencia genética indo-oriental. Ahí saltó mi duda ¿De qué estábamos hablando? De algo tan difuso y discutible como designar a un grupo de personas que comparten ciertas afinidades raciales, lingüísticas, religiosas o culturales, algo así como mis numerosos tíos paternos, devotos de la liturgia del dominó con vociferio en jerga entre marasmo de fichas y golpes en la mesa, la etnia perfecta. Andaba en estas disquisiciones sobre la definición de lo étnico cuando la segunda parte del documento confirmó lo que me barruntaba. Planteada como experimento sociológico, pretendía probar que los calé no pueden alquilar un piso de altos vuelos en un lujoso barrio de Madrid. Nada más fácil: cójase un actor (gitano por supuesto) y un ayudante payo como primo placebo y disfrácenlos de gitanos adinerados. Ya se imaginan, camisas abiertas, cadenas, pulseras y anillos del vil metal en abundancia, traje negro y por supuesto el sombrero conjuntado. Los perfectos “blues brothers” a lo caló. Preséntenlos de esta guisa a un par de arrendatarios que anden pidiendo entre 3.700 y 7.500 machacantes mensuales y redunden en que son gitanos con joyerías en Córdoba por si supone algún problema. Hablen de su numerosa familia y de las bicis de los churumbeles, no olviden mencionar lo de churumbeles, y subir la oferta si se tercia, porque si para entonces el casero no está pensando en cómo evadirse, nada como elevar las suspicacias, verán que no falla. Por último, como prueba de control y por aquello de contrastar, sería lógico haber mandado después al profesor, al abogado, o mejor aún, a la exitosa diseñadora que combinaba con el entorno a la perfección. No se debieron dejar porque enviaron una redactora paya, moza y pinturera pasándose por mujer de notario para mayor seguridad, lo que confirmó el experimento negando la tesis inicial: No existen gitanos que viven como payos, no lo son. Les falta la condición indispensable para pertenecer a cualquier etnia: llevar el tópico a cuestas, el disfraz.



1 comentario   |  enlace relacionado
Lección de lógica en el teatro 

Póngale usted fecha ...


1 comentario   |  enlace relacionado
Paparazzo silvestre I 


todos callan
BichoVerde 


Me gusta su textura refrescante de lima-limón.


todos callan
TicTac 
Seis grados de separación no es mucho para uno de seis millones



todos callan
Todo un clásico 


todos callan
La exquisita "corrección" 
No es un chiste, es un ejemplo de lo que está pasando en nuestra vida cotidiana.



1 comentario
Hibernación 
Sí. Todavía sigo aquí.
Estoy en hibernación intermitente física y mental.
Sólo tengo recursos para comprobar el estado de los caldos en mi bodega.
Entre el suave ratear de los discos duros de mis máquinas y el recuerdo de la nieve.

todos callan

| 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | Siguiente> Último>>